Es una de las preguntas más habituales que nos realiza, y la respuesta a las dos es Si y Si, pero especificaremos sobre que es el CIF.

El CIF (Código de identificación fiscal) de una empresa y el NIF (Número de identificación fiscal) y en la práctica son lo mismo, la diferencia es que el término CIF ya no se usa al menos en medios institucionales oficiales, ya que en el 2008 después de la reforma mercantil se modificó el CIF a NIF.

Sí que es cierto que mucha gente sigue mencionando el CIF como si fuera el NIF y al final es lo mismo, pero el término correcto es el término NIF.

El NIF lo otorga la Agencia Tributaria cuando se realiza la inscripción en el registro mercantil.

¿Qué es el NIF en España?

Por tanto, NIF (Número de Identificación fiscal) es un número con el cual gracias a este NIF se puede identificar a cualquier persona física o jurídica.

Hasta el año 2008, solo se dirigía a personas físicas que se dedicaran a actividades comerciales, pero desde entonces, con la reforma legal anunciada por el Real Decreto 1065/2007 de 27 de julio, también ha comenzado a dirigirse a personas jurídicas.

Composición del NIF

El NIF se compone por:

Una letra al comienzo, que informa sobre la forma jurídica (el tipo de sociedad, por ejemplo en una sociedad limitada una B en una sociedad anónima una A), un número aleatorio de siete dígitos y un código de control / digito de control.

Diferencias entre DNI y NIF

El DNI es un documento personal intransferible que se utiliza para verificar la identidad y la nacionalidad española del titular del documento. Lo emite el Departamento General de Policía (Ministerio del Interior), y podemos utilizarlo para muchas tareas diarias y diversos trámites. Como pasaporte a países / regiones que permiten DNI, firmar documentos electrónicamente; verificar la autenticidad de firmas, y otros fines.

En cambio, el NIF se utilizará para cualquier procedimiento con fines tributarios y aduaneros. En otras palabras, todas las personas físicas y jurídicas que realizarán actividades tributarias deben tener un número de identificación fiscal (NIF). Y este número debe incluirse en la autoevaluación, declaración o comunicación a la autoridad competente.

Para aquellos que tienen la nacionalidad española, pero no están obligados a tener un DNI, como los españoles que no viven en España o los residentes menores de 14 años, el gobierno siempre les asignará un número de identificación fiscal (NIF) que lo requiera. Para los no residentes, comenzará con la letra L, y para los menores, comenzará con la letra K.

Diferencias entre NIF y NIE

Generalmente, existe la nacionalidad española, por lo que no existe diferencia sustancial entre el NIF de un ciudadano con DNI y un extranjero con nacionalidad y NIE. Inicialmente, era un número de identificación de extranjero, que era la identificación de una persona con nacionalidad extranjera.

Al igual que en la situación anterior, una persona que carece de la nacionalidad española y no dispone de NIE deberá solicitar de forma temporal o AEAT ( Agencia Tributaria) la cesión de NIF cuando realice negocios fiscales significativos.

Al igual que las personas con DNI, el NIF para extranjeros sin nacionalidad española constará de 9 caracteres: la primera letra es M, siete caracteres alfanuméricos y una letra de verificación.

Si tienes un NIF con las letras L, K y M (ya hemos señalado esta situación anteriormente) y luego obtienes un DNI o NIE, debes informar a la oficina de impuestos en el plazo de dos meses.

Sin embargo, muchas veces seguimos viendo CIF cuando determinadas facturas, sitios web o clientes nos proporcionan sus datos. Pues sí, todavía se usa para referirse al logo de la empresa de una manera fácil de entender, pero legalmente hablando, es NIF, que es lo que se debe incluir en la factura al momento de registrar la información del cliente o proveedor, o Eres una empresa y facilitas datos fiscales.

Letras del CIF que cambian con las del NIF

El NIF de una empresa es diferente del NIF de un individuo. Cuando cambia la normativa, también cambia su fórmula de preparación. La persona jurídica NIF siempre escribe una carta al frente para proporcionarnos información sobre el tipo de forma jurídica y la nacionalidad de la entidad.

Lista CIF comenzando con cada letra y tipo de entidad correspondiente:

A. Sociedades anónimas.

B. Sociedades de responsabilidad limitada.

C. Sociedades colectivas.

D. Sociedades comanditarias.

E. Comunidades de bienes.

F. Sociedades cooperativas.

G. Asociaciones.

H. Comunidades de propietarios en régimen de propiedad horizontal.

J. Sociedades civiles, con o sin personalidad jurídica.

N. Entidades no residentes.

P. Corporaciones locales.

Q. Organismos públicos.

R. Congregaciones e instituciones religiosas.

S. Órganos de la Administración del Estado y Comunidades Autónomas.

U. Uniones Temporales de Empresas.

V. Otros tipos no definidos en el resto de claves.

W. Establecimientos permanentes de entidades no residentes en España.

NIF de un autónomo

Si eres un autónomo, también necesitas tener un NIF (recuerda que es obligatorio para todas las personas físicas), y necesitarás un NIF para realizar actividades como autónomo. Para solicitarlo, deberá completar el Formulario 036 de la Declaración del Censo, marcar la casilla 110.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar
Call Now Button
Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views : Ad Clicks :Ad Views :